Español Français

Las 5 «R» del cero residuo, ¿Qué son? Son 5 conceptos que permiten aproximarse al famoso estilo de vida «residuo cero» (zero waste, en inglés). Prefiero decir «aproximarse» porque pienso que sí, es posible vivir produciendo menos residuos y respetando más el planeta, pero creo que es muy dificil (para no decir imposible) al día de hoy, llegar a no producir ningun tipo de residuo. Al principio. se hablada de 3 «R» como la base del cero residuo, y luego se han añadido 2 más. También vi gente mencionar 10 «R», pero hablaré de estas adiciones de conceptos en otro artículo. A continuación, voy a nombrar las 5 «R» en inglés (con la terminología original) y en español antes de explicar cada una.

5 "R"

Las 5 «R» del cero residuo – ¿Por qué?

Estas 5 «R», son como líneas directrices que constituyen un círculo (casi) virtuoso de los residuos. Respetando estas pautas, y generalmente en el orden propuesto, logramos reducir drásticamente el tamaño del cubo de la basura, y de lo reciclable también. Algunos puntos pueden parecer más difíciles de conseguir. Pero como siempre, toca ir de poco a poco, testear, ver lo que nos conviene y si se adapta a nuestro estilo de vida. ¡Vamos!

1. Refuse = Rechazar

Esta etapa es la primera, y para mí es la más importante. ¿Por qué? Porque si logras rechazar lo que no te va a ser realmente útil, no tendrás luego que lidiar con estos residuos. Lo practico mucho con las bolsas de plástico en comercios, las muestras gratis (que nunca las uso) y las botellas de plástico. Cuando empiezas a rechazar estos futuros residuos, los pasos siguientes son mucho más fáciles. El objetivo es que lo inútil no entre en tu casa. Y no te olvides que cada cosita inútil que aceptas, por ejemplo una muestra de producto, tiene como consecuencia la producción de más de estas «pequeñas cosas» ya que los fabricantes ven que los stocks se vacían.

El consumidor puede hacer que su voz se escuche, sobre todo si su voz está amplificada por un grupo de voces. Esto se vio por ejemplo con el problema del aceite de palma. Los consumidores decidieron que no querían más consumirlo, y las marcas tuvieron que encontrar nuevas alternativas.

2. Reduce = Reducir

Esa etapa se aplica a las cosas que no pudiste rechazar anteriormente, y a lo que necesitas. En mi caso, suelo parar un momento y pensar en lo que consumo. A cada nueva compra, me pregunto «¿Realmente lo necesito? ¿Lo voy a usar?» Por ejemplo: ¿Realmente necesito otro tupper del cual perderé (otra vez) la tapa en el agujero negro del fondo de la alacena de mi cocina?

Este punto también permite darle más prioridad a la calidad y no a la cantidad. En pocas palabras, es ir hacia lo más simple y eficiente. Concretamente, se puede aplicar a todo: usar menos el coche y más la bicicleta para trayectos cortos, cerrar el grifo de agua cuando te cepillas los dientes, no imprimir todos los documentos, vender ropa que no te pones más, también los juguetes y muebles, para darles una segunda vida.

3. Reuse = Reusar

Reusar, es volver a utilizar un objeto varias veces, tal como ha sido fabricado, para alargar su vida útil. Esto permite limitar el consumo inútil, alargar la vida de los objetos y disminuir el uso de recursos necesarios para fabricarlos. Por ejemplo, si usas la misma bolsa de plástico 5 veces en vez de usar 5 bolsas nuevas, reduce bastante el impacto. Este concepto de reusar suele ser lo que más se escucha acerca del residuo cero. Incluye el uso de botellas reutilizables, de bolsas de tela, pilas recargables, etc.

Aquí también entran los conceptos de reparar (cuando es posible) y compartir/prestar. Por ejemplo, si necesitas un taladro, puedes ir a preguntar a tu vecino si te presta el suyo, en vez de comprar uno que sólo usarás dos veces al año. También lo puedes comprar de segunda mano.

4. Recycle = Reciclar

Para todo lo que no puedes rechazar, reducir y reusar, existe el concepto de «reciclar». Se tendría que considerar como el último recurso, no como el objetivo (lo que suele ser el caso). Pequeño recordatorio: separar residuos en casa no garantiza de ninguna forma que estos residuos sean reciclables ni que se vayan a reciclar. Y con todos los escándalos de los cuales nos hemos enterado, de contenedores enteros de plástico reciclable que terminan en el mar o en vertederos, tenemos la prueba que reciclar no es la solución. No se puede contar con el reciclaje como una solución duradera y total, ya que depende de demasiados factores. Mi consejo es que vayas a preguntar directamente al ayuntamiento de tu zona a preguntar cuáles son los residuos que entran en los reciclables (esto cambia por región/ciudad/pueblo).

En cuanto al plástico, no es reciclable para siempre y terminará igualmente su vida incinerado y en un vertedero. Y las previsiones son dramáticas. Se preve que de aquí al 2050, ¡se multiplicará por 4 la producción de plástico a nivel mundial! Como lo dice la fundadora de Plastic free July, hay que cortar el grifo, no trapear el suelo.

5. Rot = Compostar

Compostar se aplica a los residuos orgánicos. Se ven cada vez más compostadoras de barrio, y las ciudades establecen circuitos para el tratamiento de estos residuos y hacer compost. Los residuos orgánicos son «los mejores» porque se pueden reciclar de forma natural. Para las personas que tienen un jardin, es muy fácil poner un compost. Para las personas que viven en apartamento (es mi caso), una vermicompostera es una muy buena solución. Tengo el mío hace meses, y no hay malos olores, ni otro tipo de inconveniente. Suelo olvidar que tengo una familia (grande) de lombrices en una caja, que comen parte de nuestros residuos.

Las 5 «R» del cero residuo – Conclusión

Bueno, al final, no te parece tan complicado, ¿Cierto? Con algo de voluntad y de organización, te acostumbras muy rápido. Y la verdad es que es como todo lo demás, hay que empezar por algo. Mi consejo es que empieces por uno o dos gestos. Los haces entrar totalmente en tus costumbres, y luego añades más cosas. Es un proceso, y no creo que un cambio drástico sea duradero o fácil de vivir. Es como una dieta, si te pones demasiadas restricciones, llegas al punto en el cual no puedes más y vuelves a comer de todo en (demasiadas) grandes cantidades. Mejor que vayas adoptando gestos sanos de a poco.

Pour lire plus de trucs et astuces